¿Mi grupo debería intentar tomar decisiones por consenso?

La respuesta breve es: Tal vez.

Estas son algunas de las condiciones que juegan en contra de la adopción exitosa del proceso de consenso:

  • Los valores de liderazgo controlan por encima de la colaboración, es decir, los líderes no quieren compartir el poder de la toma de decisiones.
  • La membresía del grupo no está claramente definida, por lo que es difícil saber quién decide.
  • La alta rotación dentro los participantes impide construir confianza o impulso.
  • Los facilitadores y/o los participantes no están capacitados en el proceso, y esto lleva a la confusión y/o distorsión del método.
  • El grupo no tiene la intención de tomar e implementar decisiones juntos, prefiriendo debatir, discutir o estudiar asuntos sin ninguna necesidad de actuar.

Si inviertes esta lista, puedes identificar algunas de las características que sugieren cuándo un grupo podría beneficiarse con el proceso de consenso.

  • Los líderes y los miembros están comprometidos a aprender y practicar el método.
  • Tienen disponible capacitación y coaching continuo.
  • El grupo tiene un propósito claro que une a los miembros.
  • La membresía es relativamente estable y los nuevos miembros reciben capacitación sobre el proceso.
  • Los facilitadores de las reuniones entienden y apoyan el proceso de consenso.

Para saber más sobre lo que es el proceso de consenso y cómo aplicarlo, lee mi libro recién publicado, Introducción al Consenso.

Sigamos bregando para encontrar formas de tomar decisiones que nos lleven al mundo en que queremos vivir.

2013-07-10T16:25:52+00:00 Por |

About the autor:

Beatrice Briggs es fundadora y directora del Instituto Internacional de Facilitación y Cambio, una empresa consultora con sede en México. Facilitadora Profesional Certificada, ella pone sus años de experiencia al servicio de los líderes que quieren hacer que sus reuniones valgan el tiempo, el talento y el dinero invertido en ellas. Nativa de los Estados Unidos, Beatrice vive en México desde 1998, trabajando en inglés y español para aliviar el sufrimiento causado por malas reuniones donde sea que ocurran.