Por qué me encantan las reuniones – y qué hacer si las detestas

Me encantan las reuniones, pero a mucha gente no le gustan.

Me encanta reunir a las personas para que aporten su pasión y su intención a una causa común. Pero la mayoría de las reuniones son un desperdicio del tiempo y talento de la gente.

Para mí, las reuniones son una oportunidad para que sucedan cosas mágicas—la magia de la colaboración y el compromiso. Un lugar para que broten nuevas ideas y las iniciativas existentes se cultiven. Una oportunidad para pensar en conjunto. Un momento para tomar decisiones que conduzcan a acciones significativas.

Si a tus reuniones les falta inspiración o, peor aún, son improductivas y aburridas, es el momento de buscar ayuda — ¡AHORA!

El nuevo programa de desarrollo profesional en Liderazgo Facilitador de IIFAC está diseñado para ayudar a las personas que deben conducir reuniones como parte de sus funciones, pero nunca les enseñaron cómo hacerlo bien.

Iniciando el 9 de octubre en San José, Costa Rica, esta certificación te brindará las herramientas prácticas para

  • Eliminar el tiempo desperdiciado en las reuniones
  • Mantener las discusiones centradas y productivas
  • Alentar la participación de todos los presentes
  • Planificar y conducir una agenda orientada a resultados

Además, vas a aprender a

  • Reconocer tres tipos diferentes de conflictos y cómo intervenir en cada uno de ellos
  • Transformar el conflicto en colaboración
  • Comprender la dinámica de la toma de decisiones en situaciones complejas
  • Alcanzar decisiones que se implementen

Aquí puedes ver la descripción completa del contenido del curso, el lugar y el costo.

El programa comienza en un mes, así que inscríbete hoy y haz que tus reuniones sean más atractivas.

2013-09-05T15:30:46+00:00 Por |

About the autor:

Beatrice Briggs es fundadora y directora del Instituto Internacional de Facilitación y Cambio, una empresa consultora con sede en México. Facilitadora Profesional Certificada, ella pone sus años de experiencia al servicio de los líderes que quieren hacer que sus reuniones valgan el tiempo, el talento y el dinero invertido en ellas. Nativa de los Estados Unidos, Beatrice vive en México desde 1998, trabajando en inglés y español para aliviar el sufrimiento causado por malas reuniones donde sea que ocurran.