Los grupos que están bregando para encontrar una solución a un asunto, a veces recurren al facilitador pidiéndole consejo, preguntando “¿Qué crees que deberíamos hacer?”

Si bien puedes sentirte halagado por su confianza en tu buen juicio, ¡resiste la tentación de expresar tu opinión!  Los facilitadores expertos están advertidos y no toman partido en el debate.

En cambio, proponen estrategias efectivas, puntos de discusión y formas creativas para que el grupo mismo encuentre una solución.  ¡Tú también puedes!